7/11/17

Reseña Justicia Auxiliar de Ann Leckie

No hay comentarios:







Justicia Auxiliar (El Imperio del Radch I)
  
Ann Leckie

Ediciones B/NOVA

2015/Rústica/416 páginas/20€










Autora:

Ann Leckie es una escritora americana, nacida en Missouri, conocida por sus cuentos y relatos dentro del género de la ciencia ficción, campo en el que logró un gran éxito tras la publicación de su primera novela, Justicia Auxiliar.


Leckie ha sido editora en la revista Giganotosaurus y su obra ha aparecido en revistas como Strange Horizons o Realms of Fantasy. Tras asistir al prestigioso taller de escritura fantástica Clarion: bajo la tutoría de Octavia Butler; Leckie dedicó seis años a la escritura de Justicia Auxiliar, novela con la que ha ganado premios como el Hugo, el Nebula, el Arthur C. Clarke o el Locus, llegando a sumar nueves premios. En 2014 publicó Espada Auxiliar, la segunda parte de una trilogía que concluyó en 2015 con Ancillary Mercy. En 2017 publicó Provenance, basada en el mismo universo del Imperio del Radch.




Opinión personal: Cada vez me compró más y más libros sin saber su sinopsis y sin leer demasiado sobre ellos. Todo esto para evitar las altas expectativas que son capaces de cargarse una buena novela. Eso no evita que no escuche sobre la fama de este o aquel libro, total que lo de las altas expectativas sigue siendo complicado de evitar para mí. Una vez más, había escuchado cosas tan buenas de este libro y había ganado premios tan potentes que fue inevitable esperar mucho de esta novela. Finalmente, cuándo leí Justicia Auxiliar, me encontré con una muy buena novela; más teniendo en cuenta que es la primera novela de la autora; pero, no dio la talla a las expectativas tan altas que tenía de ella. 



La particularidad de Justicia Auxiliar es que la historia es narrada por la IA (Inteligencia Artificial) de una nave, sé que esto no es tan innovador. Lo interesante es todo lo que construye Ann Leckie alrededor de estas IA que controlan las naves espaciales. Las IA de los cruceros de batalla disponen de unos auxiliares que les permiten estar en todas partes a la vez. Estos auxiliares no son otra cosa que soldados cadáver conseguidos gracias a la guerra en la que está metida el Imperio del Radch, siempre en expansión, que pasan a ser piezas de la propia nave de batalla. 

La protagonista de nuestra historia es uno de esos auxiliares que maneja la IA que controla la nave estelar la Justicia de Toren. Esta auxiliar es la única que queda, su nave ya no existe y Breq, el nombre que adopta, busca venganza contra el Imperio del Radch que la ha traicionado. Toda la idea de los auxiliares me encanta, es de lo más original que me he encontrado en mucho tiempo. Este planteamiento ya de por sí es potente pero, además, Leckie explora la relación de la IA con esos cuerpos que toma como auxiliares. Esto lo hace a través de Breq que nos narra toda la historia en primera persona y de forma omnisciente.. 

Si bien este es su punto fuerte, también es una de las cosas que hace más difícil leer la novela, su protagonista. Esta no deja de ser una IA, aunque veamos atisbos de sentimientos en ella, es imposible empatizar con ella de ninguna forma. Su forma de narrar es tan maquinal y fría que no le coges cariño en ningún momento y hace que esta novela sea bastante difícil de leer, sobre todo en su segunda mitad. Aunque Breq no me gustara como personaje, he de reconocer que está muy bien construido para lo complejo que es. Eso sí, a veces no parece tan robótica, comete algunos fallos bastante humanos. 

Otro aspecto interesante de la obra es el tratamiento del género. En la lengua más usada por el Imperio no existe distinción entre el femenino y el masculino, además, a Breq le cuesta diferenciar los géneros. Esto hace que en la novela se use, la mayoría del tiempo, el femenino. El uso del femenino como genérico es algo que no me había encontrado antes. En este aspecto, tengo dos sensaciones enfrentadas. Por un lado, creo que es interesante no saber el género de los personajes por un tiempo. Hacer que deje de importarnos el sexo en los personajes es algo que siempre le aplaudiré a Leckie. Por otro, se me hacía bastante difícil imaginar a los personajes sin saber el género y el uso del femenino constantemente me era extraño. 


Además de estos elementos, creo que el nivel literario de Ann Leckie es muy bueno pero, su estilo no es nada ágil. Hay bastantes trabas para el lector al entrar en la novela. No es un texto en el que se te dé todo mascado, luego está el tema del uso constante del femenino y la protagonista con la que no empatizas y que es la narradora principal. Por un lado, el estilo es una genialidad, consigue que nos creamos que una Inteligencia Artificial no está contando su historia. Por otro lado, esto hace que la novela se vuelva bastante pesada. No se empatiza con la protagonista y el uso constante del femenino te confunde.

La autora crea un universo increíble al que te enganchas una vez consigues entrar pero, entrar cuesta bastante. Hace falta leer un buen trozo de la novela para que esta arranque y luego de la sobrecarga de información inicial, se pasa a que la trama se desinfle hasta el final. Eso sí, Leckie nos ofrece un final a la altura y que consigue que te interese seguir leyendo la historia de Breq. Creo que el uso de Flashback que hace la autora es para explicarnos cómo ha llegado la historia al punto en el que empieza está muy bien y que la novela hubiera sido aún más lenta sin ellos.


En conclusión, Justicia Auxiliar es una novela que se va a convertir en un referente para todo aquel que quiera escribir sobre IA a partir de ahora. La idea es tan original y sólida que da bastante pena que la autora no haya conseguido que la trama esté al mismo nivel que sus ideas. El aluvión de premios que ha tenido ha sido más que merecido y espero que consiga pulir algunos aspectos en la continuación de la trilogía, la cual ha sido publicada este mismo año en España. Un Space Opera que conseguirá volarte la cabeza con su mundo y sus ideas.


Enlaces de interés :




Esta entrada forma parte del proyecto Adopta una Autora


12/10/17

Reseña Solo el Acero de Richard Morgan

No hay comentarios:
Título: Solo el Acero


Título original: The Steel Remains


Autor: Richard Morgan


Fecha de publicación: 2008


Editorial: Alamut


Fecha de publicación de esta edición: 2012


Nº de págs.: 409

Precio: 21€

Autor:

Richard Morgan


Richard K. Morgan nació en 1965 en Londres, y creció en Hethersett, un pequeño pueblo del condado rural inglés de Norfolk. Tras licenciarse en Historia en Cambridge, intentó viajar y ganarse la vida como escritor, pero las dificultades del camino lo llevaron a decidirse por enseñar inglés en el extranjero. Trabajó como profesor de idiomas en Estambul y en Madrid, donde conoció a su pareja; después de catorce años en la enseñanza ha fijado su residencia en la ciudad escocesa de Glasgow.
Se profesionalizó como escritor tras la aparición de Carbono alterado, cuyos derechos de adaptación cinematográfica fueron adquiridos por la Warner Bros. Ha ejercido de guionista en dos miniseries para Marvel Comics. 








Opinión personal: ¿Y si al héroe de una nación, aquel que ha salido victorioso de las más importantes batallas, le gustaran los hombres? Richard Morgan nos cuenta, aunque tiene un enfoque coral, que le ocurriría al héroe clásico de Fantástica Épica si se supiera que es homosexual y ya no se le necesitase para la guerra. Ya no hay más gloria que conseguir para el héroe, solo deshonor por su preferencia sexual. ¿Qué sería de él entonces? Y más importante, ¿qué viene después de la gran batalla, de la Épica? Richard Morgan nos resuelve estas preguntas en Solo el Acero dándonos una novela de Fantasía Sucia que nada tiene que envidiar a otros grandes ejemplos del género.

Si bien, en otras novelas de este subgénero, la Fantasía Sucia, encontramos a personajes LGBT, es la segunda vez que me topo con un protagonista homosexual, aunque este comparte protagonismo con otros dos (uno de ellos heterosexual, el otro es un personaje lésbico), la primera vez fue en A punta de Espada de la misma editorial. Este tipo de personajes siguen teniendo poca o nula presencia en novelas de Fantasía Épica, espero seguir encontrándomelos cada vez más porque dan mucho juego.

El mundo de Solo el Acero es puro Grimdark. Impera un realismo marcado por la crueldad y la oscuridad. Tenemos escenas turbias cada pocas páginas. Escenas de sexo explícito, de drogas, de casquería, de tortura suceden sin parar en la novela. Particularmente, me ha encantado las escenas de lucha que el autor narra con una brutalidad que te pone los pelos de punta. Tampoco se olvida el autor de otros muchos aspectos como la política, la economía, la religión, etc... Por otro lado, la magia se ve como algo negativo en este mundo, algo muy propio de este subgénero. Y por supuesto, los personajes tienen también un lado oscuro muy arraigado.

Cómo he mencionado antes, tenemos a tres protagonistas principales que fueron héroes en tiempos pasados y que ahora son veteranos de guerra a los que el mundo ha llevado por diferentes derroteros que no hacen justicia a su gloria de antaño. Él primero que nos presenta Morgan es Ringil "Ojos de Ángel" Eskiath, tras vencer para su reino la famosa batalla la Quebrada del Patíbulo, este ha acabado encargándose de una marginal ciudad fronteriza. Ha perdido todo lo que una vez tuvo. Esto hasta que su madre acude a buscarlo para que localice a la prima de nuestro héroe que ha sido vendida por su esposo. Así, Ringil vuelve a casa dónde se encontrará todos aquellos prejuicios de los que huyó hace años. Ya que, Morgan juega con los clichés del género, nuestro héroe tiene una espada algo especial, la Críacuervos, una espada de origen kiriath que tiene ciertas cualidades sobrenaturales. Ringil siempre se ha sabido distinto por sus preferencias sexuales y ha tenido que sufrir el concepto de virilidad que se asocia a la heterosexualidad. Es alguien que recurre a las drogas, que tiene sexo cuándo quiere, que no le asusta matar y que tiene una forma de hablar bastante ruda. Pese a esto, es un hombre valiente y con pequeños gestos que denotan un buen corazón debajo de la armadura. La verdad es que, se le coge mucho cariño a este personaje.



Egar, el Matadragones es amigo y compañero de guerra de Ringil, pertenece a una tribu dedicada al pastoreo con unas tradiciones y supersticiones muy arraigadas, que Egan ve cómo absurdas debido a lo mucho que ha viajado. Tras la guerra, se ve obligado a volver con su clan pero, este no acepta del todo su liderazgo ni sus ideas novedosas. Leer sobre este personaje nos muestra lo que ocurre cuándo alguien que, ha ido a la ciudad y ha abierto la mente a nuevas ideas, vuelve al pueblo lleno de prejuicios y tradiciones absurdas. 

Archeth Indamaninarmal es la que mejor ha salido parada después de la guerra, pues ahora es una consejera bastante importante del emperador, aunque sus ideas no son siempre escuchadas. Con Archeth, además de un personaje femenino lésbico, tenemos a un semihumano con la piel oscura. Archeth es medio humana y medio  kiriath. Los kiriath son una antigua raza humanoide que se caracterizan por ser grandes ingenieros y por su piel oscura.  Este personaje te permite explorar lo que es encontrarse rodeado de una gente que no es del todo tu gente. Morgan tiene muchos aspectos para explotar esta chica, espero que se profundice más en este personaje en las siguientes novelas. 


Los secundarios enriquecen el texto, aunque no se aprecia la misma profundidad que en los principales salvo en algunos casos. Eso no significa que sean planos, solo que Morgan se marca prioridades. Hay algunos secundarios de lujo que nos acompañan durante toda o buena parte de la novela y que están más definidos.


La construcción de mundo está bien lograda, los personajes consiguen profundidad y ser interesantes al lector pero, la historia tarda bastante en arrancar. Sobre todo en lo que respecta a Egan y a Archeth que, según la sinopsis de la novela, se reecontrarán con Ringil pero, esto no sucede si no al final de la novela.  Y después de tardar tanto en juntarse, vuelven a separarse enseguida. Pasas bastante tiempo viendo que van a salir de su zona de confort pero, esto tarda en ocurrir. Su viaje del héroe tarda en iniciarse por así decirlo. 

Pese al lenguaje soez de algunos personajes, cómo el mismo Ringil, la narrativa de Richard Morgan es francamente buena. Los diálogos son sólidos y muy bien pensados para cada personaje, no diría que domina el lenguaje tan bien como Sapkowski pero, sale más que bien librado con su diversidad de registros. Las conversaciones son igual de realistas que otros aspectos de la novela. La narrativa es muy sólida y directa, aunque hay elementos más oníricos y simbólicos cuándo habla de los dwenda. Durante toda la novela me ha dado la sensación de que Richard Morgan es un narrador muy hábil que lleva al lector por donde quiere.

Otro punto a favor de la novela es que, aunque forma parte de una trilogía que mantiene a los protagonistas, esta se puede leer de manera independiente. La novela queda cerrada en cierta manera, claro que quedan tramas abiertas pero, no es de estas novelas que te dejan en un cliffhanger innecesario.  Además, aunque el futuro de la trilogía era bastante oscuro, recientemente han salido los tres libros a preventa, así que podéis leer la novela tranquilos, tenéis aseguradas sus continuaciones. 


En definitiva,  Solo el Acero es una novela de Fantasía Épica que se dedica a a retorcer los clichés a conveniencia consiguiendo una obra fresca.  Su lectura es muy ágil, su Worldbuilding es más que atractivo, sus personajes son imperfectamente humanos y su historia acaba atrapándote. No puedo esperar a leer su segunda parte.


29/9/17

Leo Autoras Octubre 2017 #LeoAutorasOct

No hay comentarios:
#leoautorasoct



De nuevo vuelve esta iniciativa en la que ya participé el año pasado. Dado el bajo número de representación femenina en el mundo literario y lo discriminado que está en los medios culturales, un grupo de mujeres lectoras y twitteras decidió leer a mujeres durante un mes entero y no dejar que esa costumbre desaparezca del todo a lo largo del año. Parece que no, pero se siguen leyendo a muchos más escritores varones y estos tienen más números de ejemplares en librerías. Por esto nació esta iniciativa, para dar visibilidad a las escritoras.

El año pasado descubrí a un montón de autoras gracias a esta iniciativa. Es cierto que las habría leído tarde o temprano pues estaban en mi lista de pendientes pero, adelanté su lectura gracias a la iniciativa. Porque yo soy cómo muchos lectores. No miro si es hombre o mujer el escritor pero, la publicidad que me llega y lo que me encuentro en las librerías es lo que hay y es un mundo dominado por el hombre. No me malinterpretéis, me encantan decenas de escritores hombres pero, creo que las escritoras se merecen las mismas oportunidades que estos.

No voy a añadir nada más, podéis conseguir toda la información en el blog oficial de la iniciativa. A mí me podéis encontrar en mis redes sociales, principalmente Twitter e Instagram, comentando este mes en lecturas que creo que puede ser muy interesante.

Sin nada más que decir, os dejo una breve lista de libros que quiero leer durante este mes. Dado que, voy a bajar el número de cómics que leo durante el mes de Octubre espero poder leer todos los libros que me he propuesto. Aún así, no descarto leer algún cómic de una guionista o dibujante femenina y añadirlo a la lista.


leoautoras



Asesino Real de Robin Hobb

La Quinta Estación de N.K. Jemisin

La maga y otros cuentos crueles de Elia Barceló

Espada Auxiliar de Ann Leckie

La Última Primavera de Concepción Perea



Leamos autoras, ahora y siempre.

26/9/17

Reseña Torres de Babel de Ian Whates

No hay comentarios:
Portada Torres de babel de ian Whates sportulaTítulo: Torres de Babel



Autor: Ian Whates


Fecha de publicación: Mayo 2017


Editorial: Sportula


Nº de págs.: 276


Precio:  14€





Autor:



Ian Whates

Escritor y editor de ciencia ficción, fantasía y, en ocasiones, terror. Es autor de siete novelas en solitario, entre ellas la trilogía de fantasía urbana con toques steampunk City of 100 Rows y la serie de space opera Noise ; es coautor de otras dos, de ciencia ficción de corte militarista. Ha publicado en diversos medios más de sesenta relatos y ha coordinado cerca de treinta antologías.

Sus obras ha sido candidatas al Premio Philip K. Dick en una ocasión y al BSFA en dos. Recienteente ha publicado The Ion Raider , que es una continuación del space opera Pelquin’s Comet, que fue número uno en Amazon UK.

Ha publicado tres recopilaciones de relatos; las dos más recientes son Growing Pains y Dark Travellings .

En 2006 fundó la editorial independiente NewCon Press, premiada múltiples veces. Afirma que su creación fue un puro accidente y no termina de creer que aún siga en pie once años después.

Fue vocal de la SFWA (Science Fiction Writers of America) y aún lo es de la BSFA (British Science Fiction Association), que presidió durante cinco años.


Opinión personal: Después de que los lectores españoles estuviéramos pidiendo algo de este autor en nuestro idioma, Sportula ha decidido presentarnos a Ian Whates a través de algunos de sus mejores relatos compilados en Torres de Babel

Los relatos que han sido seleccionados para esta antología han sido un total de 19, muchos de ellos han sido galardonados con diversos premios o han formado parte de antologías prestigiosas. Los relatos tienen temáticas muy diferentes entre sí, la variedad impera. Eso sí, no se salen del ámbito fantástico. Todos los relatos van seguidos de un postcriptum escrito por el propio Ian Whates en el que se nos cuenta la historia del relato de manera muy breve, su germen y dónde ha sido publicado originalmente. Estos postcriptum son muy interesantes de leer ya que explican de forma breve la génesis del relato y las ideas sobre las que están construidos. 

Primero, voy a hacer un breve comentario de cada uno de los relatos y, al final de la reseña, haré una valoración general de la antología.

Montpellier


Tras la Breve guía sobre Ian Whates, escrita por el escritor británico Ian Watson, comienza el primer relato de la antología. Este es Montpellier, un relato en el que trata el tema de las drogas online. Esta idea es de lo más interesante, aunque no se desarrolla todo lo que a mí me hubiera gustado. En esta historia, impera la ambientación cyberpunk que Ian Whates consigue dar al relato. Este relato está relacionado con una serie de libros suya, los Ángeles Oscuros, que tengo bastantes ganas de leer, aún antes de leer este relato. Ojalá alguien se anime a traerla a nuestro idioma. 



Dolores de crecimiento 

Una plaga interdimensional de la fruta es descubierta por un granjero y su hijo. Esta peculiar plaga ataca su cosecha de manera regular, pero estos granjeros han encontrado la forma de repelerla. Este relato, aunque bastante sencillo, me ha gustado por plantear la posibilidad de que no sean los grandes astrónomos o astronautas los que descubran los alienígenas si no unos pequeños granjeros.

El asistente

Este relato me ha recordado mucho a un libro que he leído recientemente, El archivo de las atrocidades de Charles Stross. Los dos camuflan su sobrenatural cometido cómo agencias de limpieza. Este ha sido uno de mis relatos favoritos de la antología. Nos presenta a los Limpias, una brigada de limpieza que se persona en un edificio cuándo todos los trabajadores han vuelto a sus casas para evitar que entes extraños invadan los espacios de trabajo. Muy original y me ha encantado el protagonista. 

Rosa del Segador

Relato malrollero donde los haya. Un hombre se encuentra siendo interrogado por su inexplicable supervivencia en varias catástrofes que causaron centenares de muertes. Este intenta describir un olor que percibe justo antes de que estos desastres se produzcan. Curioso relato con un final muy irónico.


En el candelero

Otro relato que consigue sorprenderte por el duro mensaje de crítica social. Nos encaminamos hacia un mundo en el que solo importan el número de seguidores que tienes en tus redes sociales. Esto ya está llevando a mucha gente a hacer locuras hoy día, gente que pone su vida en riesgo para hacerse un selfie o que acaba en el hospital para hacer un vídeo viral. Es algo que ya estamos viendo a menudo y que nos queda poco para llevarlo al extremo que nos anuncia este relato. Esta historia transcurre en tres o cuatro páginas y es bastante intensa.

Cuán presto se va el placer

Este es un relato curioso cuánto menos. Tenemos a un personaje especializado en convertirse en cualquier persona gracias a la última tecnología. Es el mejor en su trabajo pero, se encuentra retirado haciendo trabajos de rango más bajo. Esto, hasta que van a buscarle para hacer un trabajo más, uno que bien podría ser su peor pesadilla. Una historia curiosa y, de nuevo, una ambientación más que bien conseguida.


Muselina

Nos encontramos con una casa en la que habitan las musas y su inspiración. Este sitio es una casita rural llamada Summer Cottage y todos los que pasan por ella se ven afectados por esas extrañas musas que se aparecen a sus residentes en sueños. Un relato bonito con un final abierto que se vaticina tenebroso.

Hasta el menor detalle.

Declan debe moverse con mucho cuidado día a día pues, el menor descuido puede traer consecuencias imprevisibles, unas anomalías en su propia realidad que no puede prever. Este relato rebosa originalidad y es el que más he releído por la versión del efecto mariposa que el autor nos muestra.

De tiendas

Este es uno de mis relatos preferidos de la antología. Whates le da una vuelta al concepto de la tienda mágica que no siempre es visible transportándola a un futuro en el que la Humanidad se ha expandido por la galaxia para acabar encerrándose dentro de cada planeta colonizado. Las tiendas de curiosidades se van moviendo por las diferentes colonias que han perdido todo interés por lo que hay más allá de su mundo. La Humanidad se ha estancado por propia voluntad centrándose en su comodidad y conformismo. Y nos ponemos en el lugar de una chica que quiere conocer las estrellas y, el descubrir una de estas tiendas le dará la oportunidad de ampliar sus horizontes. Un relato que me ha dejado muy buen sabor de boca.

La llave

Un relato bastante simple en apariencia. Alguien encuentra una llave y negocia la devolución a su dueño original. El negociador acaba dándole vueltas a que abriría la llave y lo acaba descubriendo para su desgracia. Este relato es de los que me dejó más fría. 

Los fantasmas de la máquina

Una de las historias mas extrañas de la antología. Un hombre acaba debajo de la ciudad, dónde están todos los mecanismos que permiten que esta, la ciudad, funcione cómo debe. Este relato es ciertamente distópico y nos recuerda, sobre todo por su nombre, a La Máquina del Tiempo de H.G.Wells. Un grupo sosteniendo al otro a costa del bienestar de los de abajo. Y Whates consigue volverlo terrorífico con su creación de ambientes.

Mata Gusa

Otro relato con una fuerte crítica social, aunque este es más cómico. Whates consigue que cale el mensaje gracias a la forma amena en que lo cuenta. Un científico consigue dar con un descubriendo único que decide usar de la forma más banal y comercial posible, que encima pone en peligro todo el multiverso. Este relato es otro de los que más me han gustado. Es irónico y divertido.

El fusil


Nos encontramos en medio de una batalla, un soldado se ha quedado solo y su arma no funciona. Decide ponerse a explorar y encuentra un fusil de última tecnología que le hará convertirse en el amo de la guerra gracias a sus instrucciones. Aunque, las intenciones de la arma no son las que parecen. Pese a que la historia es bastante predecible y el final no sorprende, el relato está muy bien escrito y tiene una fuerte carga antibelicista.


Turismo bélico

Este relato tiene una temática parecida a El fusil, aunque aquí Whates critica mas duramente a la falta de empatía humana. Aquí tenemos la idea de usar un evento bélico cómo un parque temático. El relato trata muchos temas bastante emotivos y diría que su historia que abre bastante los ojos del lector.


Niñaoscura Jus


Jus es el producto de una eugenesia manipulada, que ha dado lugar en ella a una empatía casi telepática. A Jus se le encarga investigar lo que le ha pasado a una investigadora mientras trabajaba con un artefacto alienígena, este ha dejado a la investigadora fuera de combate. De nuevo, Whates nos habla de lo peligroso que puede ser el primer contacto del hombre con lo extraterrestre y lo pequeño que es el primero en el universo pese a su firme creencia de que no es así. Un relato de lo más logrado que me ha recordado un poco al Dune de Herbert.


Sin contratiempos


Este es otro relato que calificaría meh! No he encontrado ideas tan interesantes cómo he visto en otros relatos y la historia es bastante predecible hasta el final que tiene un giro inesperado. A lo chica de la curva, una mujer aparece en medio de la carretera y es recogida por un hombre en su vehículo. Acaban en un hotel y no creo poder contar mucho más sin destripar el relato. No diría que no es un mal relato pero, le falta ese algo extraordinario que tienen el resto.



La risa de los fantasmas


De nuevo nos encontramos en un conflicto bélico. Este relato me ha resultado algo complejo. Reino Unido ha perdido una guerra contra Estados Unidos y un diplomático británico se acuerda de un grupo militar que puede usar para retomar la batalla. En este relato se nos habla de las causas profundas que motivan las guerras. Sin duda, un buen relato que hay que leer despacio por su trasfondo
.



Escuadélico

Género de terror con tiburones. Aunque, de nuevo es un relato bastante predecible, Escuadélico tiene mucha fuerza en su narración. Nos presenta a un biólogo marino fascinado por los tiburones y, cuyas obras de artes centradas en este mamífero marino le han vuelto bastante famoso. En este caso, averiguaremos el precio detrás de esas obras de arte que, como no podía ser de otra forma al tener tiburones de por medio, es bastante sangriento.


La melodía de piano


La vuelta a casa de una chica tras el fallecimiento de su madre traerán a su cabeza recuerdos del pasado junto a una melodía que tampoco recordaba. Esos recuerdos le hacen cuestionarse las relaciones familiares y de amistad que tuvo en su infancia. Un relato muy nostálgico para acabar esta antología.


Cómo suele suceder en toda antología, esta tiene altibajos, unos relatos tienen mejores ideas, estructuras, ambientación, etc, que otros. Por lo general, la calidad se mantiene, en mi humilde opinión, en un notable. Ian Whates tiene una forma muy especial de escribir, los diálogos son completamente realistas y nada forzados. Tiene un estilo directo y muy ágil. Y casi siempre logra una ambientación muy lograda. Además, introduce un montón de ideas interesantes en la mayoría de los relatos. Me gusta el giro irónico que le da el autor a más de uno de los relatos.


Por otro lado, hay muchísimos errores ortográficos en esta edición, le hace falta una buena corrección. Rara era la página en la que no me encontraba una frase que no terminaba de sonar bien o una palabra directamente mal escrita.


Sin más que decir, creo que puedo recomendar esta antología abiertamente. Es una carta de presentación muy buena del autor en nuestro país, del que espero ver publicado algo más pronto. Torres de Babel se compone de relatos extraordinarios sacados de los cotidiano con una narración fluida que consigue atraparte con lo interesante de sus temas. Estos 19 relatos os esperan en Torres de Babel, no dejéis de probarlos.


Para darle una probadita a la antología, podéis leer el relato de Rosa del Segador en este enlace.

18/8/17

Crónica Celsius232 2017 : ¿Qué tal ha sido este año?

No hay comentarios:
Hace unas semanas (más de las que deberían haber sido) estuve en Avilés, Asturias, para el Festival Celsius232, que celebraba este año su edición número seis. Es un festival al que llevo asistiendo cuatro años, desde su tercera edición y al que le he cogido mucho cariño. Tanto, que no me lo pierdo desde entonces. Este Festival de Fantasía, Terror y Ciencia Ficción ha conseguido volver fiel a él a mucha de la gente que lo ha visitado, lo cuál es lo más difícil de conseguir en un festival. Hace un tiempo hice ya una crónica de este festival que podéis leer aquí. Este año, quiero comentar el festival en general, en vez de ir describiendo todo lo que iba haciendo durante los cuatro días que dura. Dicho esto, empiezo con la crónica.



Fechas y localización

El Festival Celsius ha transcurrido entre los días 19 y 22 de Julio de este año 2017. Las fechas me parecen mejores que las del primer Celsius232 al que fui. Los hoteles suben los precios en Agosto y se agradece que hayan ido adelantando un poco las fechas. Además, avisaron de las fechas con mucha antelación, lo que permitió que pudiera organizar bastante bien el viaje. El programa siguen tardando mucho en sacarlo, lo que ha hecho que me perdiera una presentación que me interesaba mucho. Ya sabía que sacan el programa con poca antelación, así que el problema ha sido mío. 

Cómo he dicho antes, el festival transcurre enteramente en Avilés, una ciudad asturiana (eso sin contar los eventos que tienen lugar antes del Celsius en el Espacio Fundación Telefónica de Madrid) y esto tiene cosas buenas y cosas malas. Por un lado, en Avilés no hay nada especialmente interesante, está lejísimos y hay que tener un cierto presupuesto para desplazarse hasta allá. Por otro lado, te evitas las aglomeraciones de gente que verías en ciudades cómo Madrid o Barcelona; aunque este año ha habido gente a punta pala; te evitas también el calor y se come muy bien, para que negarlo. Teniendo esto en cuenta, hay que pensar si te merece la pena ir según que autores, por ejemplo, el año pasado; después de que cancelaran a Morcoock y a Bacigalupi, me pensé muy seriamente anular el viaje.

Invitados extranjeros

En muchos Celsius232 me ha parecido que desaprovechaban la visita de algún autor, en este año ha vuelto a pasar con Ian Whates. Eso sí, a Joe Hill lo han explotado a base de bien. Este autor ha tenido cuatro eventos en todo el Celsius232. Todos interesantísimos. Además de Ian Whates y Joe Hill, en este festival hemos tenido a Ann Leckie, Lisa Tuttle, Mike Carey, Jasper Fforde, Joe Abercrombie y Jay Asher. Los nombres más potentes han sido Jay Asher, escritor de la novela en la que se ha basado la serie de tv Por trece razones, y Joe Hill, escritor de una novela que se ha llevado al cine y del famoso cómic Locke&Key. Además, el resto de autores extranjeros despertaban fácilmente el interés del público. Mike Carey es el creador del cómic de Lucifer, basado en el personaje de Sandman. Ann Leckie sorprendió mucho hace unos años con su novela Justicia Auxiliar que se llevó premios allá a dónde iba. Lisa Tuttle es otra escritora de Ciencia Ficción que tiene de las ideas más originales en literatura de género ahora mismo. Joe Abercrombie, famoso por su Fantasía Sucia, es un habitual del festival, y sin él definitivamente no es lo mismo. Jasper Fforde era el único escritor que me era totalmente desconocido pero, después de su charla estoy más que abierta a leer sus novelas. Por último, Ian Whates repite en el Celsius después de dejarnos a todos con ganas de leerle en el anterior festival al que asistió.

Todos estos autores, son traducidos por Diego García, uno de los organizadores del festival que hace muy amena la traducción de los autores.

En resumen, invitados potentes y muy sonados dentro del género. Para mí, Jay Asher no pintaba mucho en el Celsius232 pero, bueno, es mi opinión.

Invitados nacionales

También ha estado bien dotado de escritores patrios este Celsius. Elia Barceló ha repetido en el Celsius, no olvidemos que es la escritora española más representativa que tenemos en literatura de género. También estuvo Juan Jacinto Muñoz Rengel, un escritor que parece que ha escrito alguna que otra obra maestra. Y hay muchos otros nombres, algunos que cabe destacar : Concha Perea, Pablo Bueno, Felicidad Martínez, Marc Pastor, Emilio Bueso, Guillem López, Ricard Ruíz, César Mallorquí y un largo etcétera. Este festival está lleno de escritores nacionales y el Celsius es un lugar fantástico para descubrirlos a todos. 

Presentaciones, encuentros y charlas

Lo que más hay en el Celsius232 son presentaciones de libros. Durante los cuatro días hay presentaciones de libros mañana y tarde. Estas presentaciones coinciden con frecuencia con otros eventos más grandes, por lo que suelen tener menor afluencia. Eso sí, el Viernes o el Sábado, ya puedes estar temprano en la carpa o hacerte a la idea de escuchar las presentaciones de pie. Las presentaciones suelen tener poca chicha, ya que duran entre 20 y 40 minutos. 

Algunas presentaciones que puedo destacar son: la de Transcrepuscular de Emilio Bueso, la de Algo, ahí fuera, de Bruno Arpaia, Faristha de Marc Pastor, la de Lisa Tuttle, la de Humor en la literatura de género nacional (que debió de ser una pasada), la de Luna de Lobos de Ian Macdonald y Arañas de Marte de Guillem López. Lo dicho, merece la pena asistir para conocer a los autores pero, a mi parecer son más interesantes los encuentros y las mesas redondas, sobre todo por su duración más larga.



En cuánto a los encuentros, para mí son lo que más espero junto a algunas mesas redondas.  Los encuentros fueron con los autores más potentes del festival. Es en estos encuentros y en estas charlas dónde se puede profundizar un poco más en la carrera del escritor, en su proceso de escritura, etc… Todos los encuentros a los que acudí estuvieron de fábula. Puedo destacar el de Joe Hill, el de Juan Jacinto Muñoz y el de Ann Leckie. 

Firmas

De nuevo, han hecho que sea bastante complicado conseguir las firmas si te interesa asistir a las charlas. Básicamente, hay que salir corriendo del auditorio para no perderte la siguiente charla. Sigo diciendo que, a los autores con cierto número de seguidores, deberían de darles un par de horas de firmas un día por la mañana. Es algo que veo relativamente fácil de hacer. En la tercera edición del Festival se hizo dando números. No hace falta repartir números pero, sí dar la opción de conseguir la firma a una hora que no sea inmediatamente después de la charla de dicho escritor. Por ejemplo, yo me he quedado sin la firma de Concepción Perea porque la sesión era durante una charla de Joe Hill que me interesaba. 

Por otro lado, es relativamente fácil conseguir la firma del autor sin hacer cola, simplemente encontrándotelo por ahí pero, esto es más fácil con autores nacionales, ya que a los internacionales están haciendo entrevistas parte del tiempo que pasan en el festival. Además, en las sesiones de firmas, es bastante sencillo también conseguir una foto con tu escritor favorito. Esto es un plus porque, por ejemplo, en la Feria del Libro de Madrid, esta opción es poco frecuente. Y también puedes hablar un poquito con los autores, lo cuál se agradece mucho. 

Actividades paralelas

Además de la literatura, el Celsius tiene toda una serie de eventos que se centran en otros temas.

Letras y Bits es una jornada dedicada a los videojuegos. Este año, ha tenido dos invitados de lujo Rhianna Pratchett y Dave Grossman que han dado algunas charlas muy interesantes.

La Escuela Asturiana de Esgrima Antigua. Hace demostraciones y talleres por las tardes y es un gustazo verlos, lástima que coincidan siempre con charlas a las que quiero asistir.

En el Celsius232 se han celebrado, por segunda vez, las Jornadas Doblaje Asturianas. Aunque el doblaje no es un tema que me interese especialmente, la verdad es que suelen traer a gente que potente a estas jornadas. Este año no ha sido distinto. En especial me gustó la primera parte de la jornada, “Dando voz y alma al protagonista de un videojuego”.

Desde hace un par de años, se ha dado un papel más importante al Cosplay. Este año se han hecho unas jornadas que incluían un taller. Por un lado está muy chulo, por otro, llevo viendo a los cosplayers repetir el traje 3 o 4 años seguidos, lo que hace que pierda bastante el interés. Probablemente esto no le ocurra a alguien que muestre verdadera pasión por el Cosplay.

Terror poético y teatral llena el Celsius por la noche gracias a los Hijos de Mary Shelley. Este año no he podido asistir a ninguno de sus actos pero, las veces anteriores que he podido ir ha sido una gozada.

Las Series de Nuestra Vida. De esta actividad puedo comentar aún menos que de las anteriores. Sé que había una charla de Pokemón; a la que me quedé con ganas de ir; y otra de la serie V, la cuál no he visto. Otros años he podido ir a alguna charla y ha sido entretenido escuchar curiosidades de alguna de las series de mi infancia. 

Siempre me ha interesado el mundo del rol pero, nunca he sido capaz de introducirme en él porque no conozco a gente que tenga este hobby. Este año no ha sido distinto, aunque la charla de Rol en digital me interesaba no he podido asistir. Además de charlas, había un rinconcito para poder echarse unas partidas, lo cuál mola. 

El Festival Celsius232 es un festival para todos los públicos. Hay multitud de actividades para los más peques, así cómo eventos centrados en la literatura juvenil. Siempre me ha parecido estupendo que el festival no se cierre a ningún público.

Para acabar, hay que mencionar el Taller Literario del Celsius que ha tenido su primera edición este año de mano de Gabriela Campbell. Me encanta que se haya incluido esta actividad en un festival tan centrado en la literatura. 

Stands

Es decir, esas adorables casetas de madera que te sacarán vilmente el dinero. Menos mal que hacen si no todos, la mayoría, un 10% de descuento en los libros. Pero, no solo de libros se alimenta el friki y hay muchísimo merchandising en los diferentes stands, además de algunos ilustradores vendiendo sus trabajos artesanales. 



Por norma general,  los stands suelen repetir en el Celsius, será que venden muy bien. Aunque este año ha habido algunas nuevas incorporaciones. Recóndita Rick tenía unos dragones que daban muchas ganas adoptar. También había una pequeña editorial de autopublicados llamada Neuh que se estrenaba en el festival compartiendo stand con la, también recién nacida, editorial Cerbero. 

Cada vez hay más variedad en los stands pero, no se pierden aquellos que fueron a aquellas primeras ediciones del Celsius.



Me dejo muchísimas cosas en el tintero pero, creo que ya os podéis hacer una idea de cómo es este festival. Tiene un plantel de invitados más que interesante. Para el año que viene ya están anunciados Joe Abercrombie (obviously) y Tad Williams (tengo seis libros suyos, voy a necesitar una maleta muy grande el año que viene). En ningún otro sitio vas a tener a los autores tan cerca cómo en el Celsius232. Si bien, creo que se exagera esto bastante. A no ser que tengas contactos, no vas a acabar de copas con Joe Abercrombie, ya te lo digo yo. Por otro lado, es una oportunidad mucho más cercana de conocer a tus ídolos. Eso sí, la gente es muy abierta y puedes interactuar con bastante facilidad con cientos de personas que tienen unos gustos que encajan con los tuyos, es más fácil que en cualquier otro evento de esta índole que se me ocurra. Este año he tenido la oportunidad de conocer a varias personas que me hacía mucha ilusión poner cara.

Sin nada más que decir, nos vemos el año que viene en el Celsius232. 

Otras crónicas


¿Dónde ver las presentaciones?


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...